Soldados israelíes disfrazados de médicos asaltan un hospital y ejecutan a miembros de Hamás

El ejército de Israel aseguró que uno de los objetivos planeaba un atentado.

Un comando de militares israelíes disfrazados de doctores irrumpió en un hospital de Cisjordania ocupada para ejecutar a tres militantes palestinos.

Los miembros de las fuerzas especiales israelíes vestidos como trabajadores médicos y como mujeres musulmanas se introdujeron al hospital Ibn Sina de Yenín para acabar con los palestinos, uno de ellos encamado y prácticamente indefenso.

El ejército israelí se adjudicó el operativo organizado por el Servicio Secreto Shin Bet y la policía de fronteras.

Circulan en redes sociales videos del operativo donde aparecen presuntos doctores portando rifles de asalto y desplazándose por el nosocomio cisjordano.

«Ejecutaron a los tres hombres mientras dormían en la habitación», dijo el director del hospital, el doctor Naji Nazzal. «Los ejecutaron a sangre fría disparándoles directamente a la cabeza en la habitación donde estaban siendo atendidos», relató.

Los caídos fueron identificados como Mohammad Walid Jalamna, miembro de Hamás y los hermanos Basel Al-Ghazzawi y Mohammad Al-Ghazzawi, presuntos miembros de la Brigada de Yenín y al brazo armado de la Yihad Islámica.

«No queremos convertir los hospitales en campos de batalla, con los pacientes a la derecha y los médicos y enfermeras a la izquierda, y los terroristas en medio», aseguró el jefe militar israelí Herzi Halevi, pero aclaró «estamos aún más decididos a no permitir que los hospitales de Gaza, Judea y Samaria, Líbano, en superficie o en pozos de túneles y túneles bajo los hospitales, se conviertan en un lugar que sirva de tapadera al terrorismo».

Leave a Reply

Your email address will not be published.