Los traslados se presentan un día después del operativo de “disuasión” en el que patrullas entraron a las 6 de la mañana y cercaron los límites con el río Bravo

Trasladan a mayoría de haitianos a nuevo refugio en Acuña

Este viernes, autoridades de Acuña y del gobierno de Coahuila, comenzaron a trasladar a los migrantes haitianos que estaban en el campamento del parque Braulio Fernández, hacia una estancia que habilitó el Instituto Nacional de Migración (INM) en el municipio.

Los traslados se presentan un día después del operativo de “disuasión” del jueves por la mañana en el que patrullas de corporaciones policiacas entraron a las 6 de la mañana al parque y cercaron los límites con el río Bravo.

Horas más tarde agentes del INM comenzaron a tratar de persuadir a los migrantes de llevarlos a una estancia migratoria para trasladarlos a Tapachula, Chiapas y llevar su proceso en la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.

Los migrantes habían desistido de irse a la estancia para trasladarlos a Tapachula. Sin embargo, el viernes el campamento en el parque Braulio Fernández amaneció con una reducción considerable de migrantes. Policías de Coahuila y autoridades municipales entraron al parque y contabilizaron 230 migrantes en el campamento.

Además tampoco se permitía el cruce a Estados Unidos por el río Bravo, como en días pasados sucedió.

Se quedaron muy pocos migrantes

La tarde de este viernes migrantes haitianos a bordo de camionetas eran trasladados a la estancia que habilitaron en un lugar de Acuña conocido como Terraza Musical Fandango. En el parque Braulio Fernández se quedaron muy pocos migrantes.

Autoridades de Coahuila confirmaron que hasta la mañana del viernes habían trasladado a 400 haitianos a Tapachula desde el aeropuerto de Piedras Negras.

La prácticamente eliminación del campamento en el parque Braulio Fernández que colinda con el río Bravo que separa México y Estados Unidos, se da también ante presiones para la apertura comercial del Puente Internacional de Acuña-Del Río, donde el gobierno estadounidense prácticamente condicionó la apertura a que no hubiera ningún grupo de migrantes en las márgenes del río.

La industria maquiladora en Acuña estimó que el cierre del puente ha aumentado los costos de transporte en tres a seis millones de pesos diarios por el hecho de tener que trasladarse hasta Piedras Negras para trámites de importación y exportación, más costo de logística y contratación de agentes aduanales. Además, de los costos de las multas por penalizaciones en la entrega tardía.

Fuente: El Universal

Leave a Reply

Your email address will not be published.